Logo Clubplaneta


Compártenos
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it
/www.clubplaneta.com.mx/ >¿Sabías qué?>Cómo podemos tener una alegría auténtica>

Cómo podemos tener una alegría auténtica

sentirnos alegres aún en los momentos difíciles

Nuestra vida esta compuesta de cambios constantes, de altas y bajas; de sentirnos por momentos tristes o enojados pero también por instantes de tranquilidad, felicidad, alegría.

Es imposible que todo el tiempo nos sitamos igual y que forcemos las situaciones para obtener sentimientos positivos, porque entonces estos no serían auténticos.

Hoy en día que estamos viviendo momentos de tensión por todo lo que ocurre a nuestro alrededor a causa de la pandemia por el COVID-19 es poco probable que nos sintamos positivos, entusiasmados pero según los expertos en comportamiento humano, aún en los momentos difíciles podemos sentirnos alegres, ¿cómo es posible esto?

La alegría surge de nuestro interior

cuando estamos alegres nos sentimos más ligeros

Bueno para empezar la alegría surge desde lo más profundo de nuestro corazón y como consecuencia nos aporta tranquilidad, bienestar y amor.

La alegría como el resto de nuestras emociones, es una emoción básica que nos permite adaptarnos al medio ambiente en que nos desenvolvemos; nos invita a sonreír, a curiosear y a explorar nuestro entorno. Cuando estamos contentos los músculos de nuestro pecho se expanden, sonreimos constantemente, elevamos el tono de voz, además de hacernos sentir físicamente más ligeros; cuando estamos alegres nos sentimos incitados a compartir esa alegría con los demás.

cuando estamos alegres abrimos los ojos y la boca

El estar alegres es fantástico y muy benéfico para nuestro organismo porque favorece el equilibrio entre mente y cuerpo y nos permite recuperarnos del estrés de nuestra vida diaria.

Como ya lo hemos explicado, esta emoción se manifiesta por todo el cuerpo, pero especialmente en la zona de la cara, con la apertura de los ojos y de la boca, dibujando una sonrisa que puede llegar a ser carcajada. También se expanden la garganta y las cuerdas vocales, cambios que potencian nuestro bienestar.

Tipos de alegría

alegría auténtica

Según los investigadores Ekman y Friesen existen 3 tipos de alegría diferentes:

La alegría auténtica o sentida que surge de forma natural y espontánea.

La falsa alegría: en este tipo no corresponde la expresión con el sentimiento.

La alegría cínica: aquí se manipula la expresión de alegría para tapar otra emoción como puede ser la tristeza, el miedo o el enfado.

¿Cómo podemos identificar una alegría auténtica?

la alegria proporciona paz interna

  • Manteniendo el equilibrio y el bienestar interno.

  • Ocurre espontáneamente: no es un sentimiento forzado ni planificado, al contrario, surge de manera natural y no controlada.

  • Empuja a querer compartir con los demás y a entablar una relación estrecha con el prójimo ayudando a crear nuevas relaciones y fomentando la unión social.

  • Proporciona paz interna: aumenta la autoestima y la autoconfianza de cada uno fomentando sentimientos y pensamientos positivos.

  • Es una energía que está en movimiento, por tanto, la auténtica alegría viene y se va dando paso a otras emociones que necesitan ser expresadas (miedo, enfado, tristeza, tranquilidad..).

  • Permite emprender nuevos proyectos y facilita la energía para encaminarnos hacia el cumplimiento de nuestros objetivos.

  • Permite entrar en contacto con emociones placenteras: a menudo gastamos más tiempo quejándonos de lo que no tenemos, en vez de valorar lo que nos da la vida.

Recuerda que...

disfruta de los pequeños placeres que te da la vida

- No lo olvides, la alegría surge de adentro, está plenamente relacionada con nuestros pensamientos y emociones internas, por su parte, la felicidad se relaciona con "el darse cuenta" y la consciencia que le dedicamos a las pequeñas cosas, no con nuestro carácter exclusivamente.

- Para estar alegres es importante que podamos experimentar los pequeños placeres del día a día. Fomentar la ternura y la curiosidad por nosotros mismos hace que sea más fácil acceder a nuestro interior y que la alegría surja de forma espontánea y expansiva.

- Y para finalizar podemos decir que no tengamos miedo a expresar nuestros sentimientos, no es una obligación el tener que estar felices siempre. Piensa que expresando las emociones que nos resultan desagradables nos mostramos vulnerables y que esa vulnerabilidad, en el caso de ser reconfortada, es en sí misma una fuente de alegría.

Autor: Adriana Reyes Zendrera. Licenciada en psicología.

Fuentes:

La mente es maravillosa.


Zona de comentarios