Logo Clubplaneta


Compártenos
FacebookTwitterGoogleCorreoPin it
/www.clubplaneta.com.mx/cocina/ >Vida saludable>Diabetes>Diabetes gestacional

Diabetes gestacional

¿Qué es la diabetes gestacional?

¿qué es la diabetes 
 gestacional?

Es la presencia de azúcar alta (glucosa) en la sangre que aparece por primera vez durante el embarazo en mujeres que nunca antes padecieron esta enfermedad.

Por lo general aparece a la mitad de la gestación, por ello los médicos suelen realizar estudios entre las 24 y 28 semanas del embarazo.

Causas de la diabetes gestacional

Aún no se sabe con certeza por qué algunas mujeres contraen diabetes gestacional, aunque se tienen algunas teorías, como por ejemplo que las hormonas de la placenta contribuyen al desarrollo del bebé pero al mismo tiempo bloquean la acción de la insulina en el cuerpo de la madre. Este problema se llama resistencia a la insulina.
Como la resistencia a la insulina dificulta que el cuerpo de la madre utilice la insulina, es posible que necesite una cantidad de esta hasta tres veces más alta.

La diabetes gestacional se inicia precisamente cuando el cuerpo no puede producir ni utilizar toda la insulina que necesita para el embarazo. Sin suficiente insulina, la glucosa no puede salir de la sangre y convertirse en energía. El nivel de glucosa sube porque se acumula en la sangre llegando a provocar hiperglucemia.

Síntomas de la diabetes gestacional

En la mayoría de las mujeres, la diabetes gestacional no produce signos ni síntomas perceptibles.

Factores de riesgo

factores de riesgo

  • Tener más de 35 años al quedar embarazada.
  • Antecedentes familiares de diabetes.
  • Dar a luz a un bebé que pesó más de 4 kg o que tuvo una anomalía congénita.
  • Tener hipertensión arterial.
  • Tener demasiado líquido amniótico.
  • Haber tenido un aborto espontáneo de manera inexplicable.
  • Tener sobrepeso antes del embarazo.
  • Aumentó excesivo de peso durante su embarazo.
  • Presentar síndrome de ovario poliquístico.

Consecuencias de la diabetes gestacional

bebé grande y con exceso de peso

Cuando no esta bien controlado el nivel de azúzar en la sangre en una mujer embarazada puede llevar a problemas en la madre y su bebé, como por ejemplo:

- Aumento en el azúcar de la sangre del bebé, por lo que está "sobrealimentado" y crece demasiado, esto causa incomodidades a la madre en los últimos meses del embarazo además pueden presentarse problemas durante el parto tanto para ella como para él por lo que se puede optar por una cesárea.

- Los bebés grandes y gordos enfrentan problemas propios de salud, entre ellos daño en los nervios debido a la presión en los hombros durante el parto. Debido a la insulina adicional producida por el páncreas del bebé, los recién nacidos pueden tener un nivel de glucosa muy bajo al nacer y también corren mayor riesgo de tener problemas respiratorios. Los bebés con exceso de insulina corren mayor riesgo de ser obesos durante su niñez y tener diabetes tipo 2 de adultos.

- Nacimiento prematuro (pretérmino). Un nivel alto de azúcar en sangre en la madre puede aumentar el riesgo de que el bebé nazca antes de la fecha prevista. O bien, el médico puede recomendar un parto prematuro porque el bebé es muy grande.

- Los bebés que nacen antes de tiempo pueden padecer el síndrome de dificultad respiratoria, por lo que pueden necesitar asistencia respiratoria hasta que sus pulmones maduren y se hagan más fuertes. Los bebés de madres con diabetes gestacional pueden padecer el síndrome de dificultad respiratoria incluso si no nacen antes de tiempo.

- Si la diabetes no se controla bien, el feto tiene un 10% de posibilidades de nacer con algún defecto (esto es el doble de la tasa de diabetes bien controlada). Algunos de estos defectos incluyen anomalías cardíacas, problemas cerebrales, espinales, renales y gastrointestinales. Así como también hendiduras bucales.

- Una mujer con diabetes mal controlada tiene una probabilidad más alta de requerir una cesárea por lo que le tomará más tiempo recuperarse del parto.

- Presión arterial alta (preeclampsia): este es un problema grave que debe ser vigilado muy de cerca por el médico. La presión arterial alta puede provocar un nacimiento prematuro y también convulsiones o accidentes cerebrovasculares (un coágulo sanguíneo o sangrado en el cerebro con posible daño cerebral) en la madre durante el trabajo de parto y el alumbramiento. Una mujer con diabetes es más frecuente que tenga presión alta que las mujeres que no la tienen.

- A veces, los bebés de madres con diabetes gestacional tienen un nivel bajo de azúcar en sangre (hipoglucemia) poco después del nacimiento porque su propia producción de insulina es alta. Los episodios graves de hipoglucemia pueden provocar convulsiones en el bebé, es por eso que después del nacimiento, los niveles de azúcar del bebé se deberán mantener bajo observación durante varias horas.

Aún cuando la diabetes desaparezca después de que nace el bebé, existe mayor probabilidad de que vuelva a padecerla en un futuro embarazo, también aumenta la probabilidad de que tenga diabetes tipo 2 en un futuro.

Revisión médica

revisión médica

La diabetes gestacional sin tratar puede provocar la muerte del bebé antes o poco después del nacimiento. Por lo que una vez que la mujer sepa de su embarazo, dentro de su chequeo su médico la revisará para detectar si tiene diabetes gestacional. En caso de padecerla, sus visitas al médico serán más frecuentes, sobre todo en los últimos tres meses del embarazo, todo esto con el fin de supervisar el nivel de azúcar en la sangre así como la salud del bebé.

¿Qué hacer si se tiene diabetes gestacional?

¿que hacer si se tiene diabetes gestacional?

- Llevar una alimentación especial para personas con diabetes.

- Realizar ejercicio de manera regular durante y después del embarazo. Hacer un mínimo de 30 minutos de actividad física de moderada a intensa, al menos cinco días a la semana.

- Revisar el azúcar en la sangre a menudo.

- Si el médico prescribe insulina, utilizarla como lo indica.

- Realizarse un examen de diabetes entre las 6 y 12 semanas después de que nazca el bebé y luego cada 1 a 3 años.

Cabe señalar que si se tiene diabetes gestacional, el azúcar en sangre generalmente regresa a los valores normales después del parto.

Prevención de la diabetes gestacional

prevención de la diabetes gestacional

Si tuviste diabetes gestacional, estas opciones saludables pueden reducir el riesgo de padecerla en futuros embarazos o de tener diabetes tipo 2 más adelante.

  • Consumir alimentos ricos en fibra, con bajo contenido graso y pocas calorías. De preferencia comer frutas, vegetales y cereales integrales. Comer variado y en porciones adecuadas.

  • Es muy importante que una mujer que ha tenido diabetes gestacional deba continuar con el ejercicio. Se sugiere treinta minutos de actividad moderada la mayoría de los días de la semana; caminata a paso ligero todos los días, andar en bicicleta o nadar.

  • Si estás planeando quedar embarazada, es recomendable bajar el peso adicional que se tiene, esto puede ayudarte a tener un embarazo más saludable.

Fuentes:

Cdc.

Medline plus.

Mayo clinic.

Archives diabetes.

Indacea.

Autor:Eréndira Luna. T.C.

La diabetes y sus tipos

Diabetes
Vida saludable


Zona de comentarios