Logo Clubplaneta


Compártenos
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it
/www.clubplaneta.com.mx/cocina/ >Vida saludable>Hambre emocional>

Hambre emocional

hambre emocional

Seguramente haz visto escenas en la televisión de personas que comen compulsivamente y en exceso al mismo tiempo que se sienten tristes, ansiosas, deprimidas, etc. pues bien, si no sabemos manejar nuestra emociones es posible que las enfrentemos de dos maneras, en cuanto a la alimentación se refiere: quitándose el apetito o por medio de atracones.

Si nos enfocamos en la última respuesta estaremos hablando del hambre o atracón emocional. Este desde luego se define como un transtorno alimenticio en el que la comida se convierte en un anestésico para lo que sentimos y que no sabemos enfrentar y resolver, alterando nuestro estado natural.

Círculo vicioso

crculo vicioso

Este tipo de transtorno le sucede por lo general a personas que como ya digimos no saben manejar sus emociones, pero también es frecuente en personas que han probado muchas dietas sin resultados positivos o personas muy autoexigentes con su forma de comer, que llegan a un nivel de frustración. Por otra parte, una mala rutina también aumenta las probabilidades del hambre emocional.

En una situación asi, estas comiendo sin sentir hambre real, fisiológica; lo haces para eliminar ese "algo" que te esta causando estrés, ansiedad, depresión, baja autoestima, tristeza, ira, aunque también puede ser que estés comiendo por mero burrimiento o por el contrario ante momentos placenteros.

"Al dejarnos llevar por el hambre emocional se produce un aumento de sentimientos negativos, se recurre a la comida como consuelo, luego nos damos cuenta que nos seguimos sientiendo mal por lo que volvemos a comer y de esta manera se forma un círculo vicioso", afirma la psicóloga Grecia de Jesús.

Sobre las consecuencias físicas, entre las más importantes están el sobrepeso y la obesidad (factor de riesgo de múltiples enfermedades como las cardiovasculares y la diabetes, entre otras) así como la posibilidad de sufrir otros trastornos alimentarios como bulimia o anorexia.

Características del hambre emocional

características del hambre emocional

Tú puedes darte cuenta si estas comiendo por cuestiones emocionales, indentifícalas por medio de estos puntos:

  • La persona que la padece siente una gran necesidad impulsiva de comer aunque realmente no tenga hambre.
  • Es una necesidad que no se puede controlar.
  • Se antojan alimentos con muchas calorías.
  • Después de esos ataques de hambre, terminas sintiéndote culpable por haber comido mucho y alimentos poco saludables.
  • Cuando la persona se da cuenta que a pesar de haber comido no mejora su estado de ánimo, se siente triste y decepcionada.

Busca la ayuda de un especialista

tomar terapia psicológica

Comer para aminorar o eliminar sentimientos negativos tiene sus repercusiones tanto físicas como psicológicas, por ello es muy importante que si ya detectamos que estamos comiendo por alguna razón emocional, debemos asistir con un especialista.

Esta situación no es algo que se resuleva en una primera cita, a través de la sesiones con un terapeuta se va a ir buscando el origen del problema y luego por medio una serie de herramientas adecuadas se va logrando que la persona se explaye y se abra con sinceridad.

Este es un proceso que conlleva tiempo y continuidad, ya que es un patrón que se ha repetido varias veces en la conducta de la persona y que sólo "con objetividad y voluntad", se puede superar.

Consejos prácticos para eliminar el hambre emocional

beber agua

- Beber agua antes de comer para reducir la ansiedad y provocar un estado de calma antes de comer.

- Comer tranquilo, sentado y sin distractores.

- Comer despacio, por lo menos invertir 20 minutos.

- Utilizar todos los sentidos al comer.

- 15 minutos después de comer el cerebro envia el mensaje de que estamos satisfechos, así que tomemos en cuenta este tiempo para dejar de comer desde antes y no hasta que el estómago esté completamente lleno .

- Mastiquemos bien y lentamente nuestros alimentos.

- Terminemos un bocado para luego comer otro.

- Optar por alimentos más saludables entre comidas, como por ejemplo frutas y verduras.

Alimentación consciente

escribe las razones por las que piensas que tienes hambre

-Si llevas tiempo con esta conducta, es probabale que ya se haya convertido en un hábito, por lo tanto se debe especificar un tiempo y metas a la hora de aplicar las herramientas que te facilite el profesional.

- Si tienes unas ganas impulsivas de comer, no lo hagas, es mejor que escribas las razones por las que piensas que tienes hambre, esto hace más consciente el acto por lo que podemos evitarlo.

- Realizar técnicas de relajación y respiración cuando aparezcan repentinamente esas ganas de comer compulsivamente.

- Hacer cosas que puedan distraernos como el deporte, el ejercicio físico logra reducir la ansiedad y vivir de una forma más optimista y positiva. Esto puede ayudarte a regular tus problemas emocionales y, así, reducir estos ataques de hambre.

- Además de asistir con el psicólogo, se debe acudir con un nutriólogo.

- Llevar un menú diario ayuda mucho porque se establece lo que se va comer y la hora.

- Incluir en la dieta alimentos saludables y saciantes.

- El hambre emocional está muy relacionado con el consumo y abuso de alimentos azucarados y dulces procesados, por ello evita tenerlos en tu casa, sustituyelos por frutas, verduras, yogurt, etc.

Fuentes:

Muy saludable.Sanitas

Info salus.

Cuídate plus.Marca.

Cuerpo mente.


Zona de comentarios