Logo Clubplaneta


Compártenos
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it
/www.clubplaneta.com.mx/ >¿Sabías qué?>No al nacimiento de nuevos seres humanos>

No al nacimiento de nuevos seres humanos

contaminación ambiental

A medida que el mundo y la sociedad evolucionan, son muchos los nuevos ideales que se van construyendo, uno de ellos es el antinatalismo o filosofía antinatalista, que trata de una visión contraria a la de la reproducción y la natalidad de nuevos seres humanos.

Para muchos el antinatalismo es un valor negativo, que se opone a la procreación y se cree que gracias a esta filosofía, la humanidad podría extinguirse.

Este pensamiento ha surgido por los diversos problemas políticos, sociales, económicos y el impacto ambiental que ha tenido la incidencia humana, debido a diferentes prácticas y falta de conciencia por el cuidado del planeta, ahorro de energía, agua y otros recursos naturales.

¿Qué es la filosofía antinatalista?

filosofía antinatalista

Es una ideología o punto de vista desde donde se percibe el nacimiento de los seres humanos no como una bendición o progreso, sino más bien como un problema tanto ético, como social y político. La filosofía antinatalista incita a que las personas no dejen descendencia ni se reproduzcan de ningún modo, para evitar que la raza humana siga expandiéndose.

Cabe destacar que el antinatalismo no tiene ninguna oponencia a las relaciones sexuales o se encuentra a favor del suicidio, sino más bien busca que la población humana desaparezca con el pasar de los años y de un modo natural, hasta llegar al punto en el que no nazcan otras personas, a fin de proteger el planeta.

Otro de los fines del antinatalismo es evitar el sufrimiento de los seres humanos, debido a que cada día hay un índice más alto de depresión, ansiedad y otros problemas emocionales que afectan a la población mundial.

¿Cómo se originó el antinatalismo?

origen del antinatalismo

Desde hace algunos siglos atrás la idea de que la sociedad no siga creciendo ha sido considerada por muchos como algo bueno, pero es en la actualidad cuando se ha popularizado más el antinatalismo, debido a que la humanidad está mucho más extendida.

Tener hijos hoy en día es poco deseable por tantos problemas demográficos, entre los que la sobrepoblación es protagonista, también se dice que hay cierto pesimismo y los antinatalistas creen que la especie humana debe dejar de existir.

Sin embargo, hay que reconocer que el antinatalismo surgió por un principio más filosófico y no económico, ya que diversos precursores se preguntaban sobre el sentido de la vida, creyendo que no se debía obligar a generaciones futuras a tomar decisiones bajo el pensamiento de otros, ya que podrían sufrir mucho.

También se pensaba que solo una minoría de la humanidad podía tener una vida que valiera la pena, por lo que tener hijos pasa a ser una cuestión difícil según este movimiento.

Precursores del antinatalismo o filosofía antinatalista

arthur schopenhauer

  • Arthur Schopenhauer: vivió desde 1788 hasta 1960, fue un filosofo alemán pionero y uno de los mayores exponentes del pesimismo filosófico, en sus obras destaca que hay una fuerza única: "La voluntad de vivir", por lo que los seres humanos se ven en la necesidad de reproducirse.

    Se le considera precursor del antinatalismo ya que su pensamiento se basa en que los deseos que no son satisfechos producen el sufrimiento, también que el placer no es más que una sensación de alivio cuando este desaparece.

    Su pesimismo radica en que la mayoría de los deseos jamás se realizan y que son reemplazados por otros, por lo que el ser humano vive inconforme toda su vida. Es allí cuando invita a reflexionar si vale la pena que la humanidad siga existiendo, y que cada generación va dejando cargas existenciales a las siguientes generaciones.

  • Philipp Mainlander: Tuvo una corta vida desde 1841 a 1876, fue un poeta y admirador de la filosofía de Schopenhauer, escribiendo obras que continuaban la misma línea ideológica.

    Al completar su obra "la filosofía de la redención" que escribió con cierta obsesión, tuvo un colapso mental y se suicidó. Se dice que era megalómano, pero también puede que solo quisiera llevar sus ideas a la práctica.

    Sus ideales eran que la vida no es lo suficientemente buena, y al contrario de la teoría de Schopenhauer sobre la voluntad de vivir, este habla de la voluntad de morir, diciendo que los seres humanos buscan su propia destrucción.

    Incluyó a Dios en su teoría, decía que el universo era un método que este creo para el suicidio y que el ciclo de la vida o el plan de Dios para los humanos, era precisamente esa voluntad de fallecer.

  • Eduard von Hartmann: Vivió hasta 1906, filósofo alemán influenciado también por Schopenhauer, también pensaba que la felicidad, la vida después de morir y la mejoría de las situaciones sociales, eran solo una ilusión, algo falso e inexistente.

    Al contrario del autor anterior, para Hartmann la solución no era el suicidio, ya que aunque toda la humanidad se suicidase siempre surgiría vida en el planeta.

    Para este autor la solución era acabar con el inconsciente universal, para lo que los seres humanos deben obtener cada vez más conocimientos hasta lograrlo, desprenderse de los ideales establecidos por la sociedad.

    ¿El antinalismo es un trastorno?

    ¿el antinatalismo es un transtorno?

    Los ideales que tiene el antinatalismo pueden llegar a ser muy radicales, por lo que muchas personas se plantean que este podría pertenecer a algún trastorno mental, debido a la ansiedad que causa la expansión de la humanidad a las personas que siguen esta filosofía.

    Aunque muchos de los ideales del antinatalismo son radicales, no son parte de un trastorno, ni de alucinaciones, simplemente es una ideología poco común.

    Por lo general, las personas antinatalistas tienen gran formación académica y una salud mental preservada, como cualquier otra, simplemente es un modo distinto de percibir el mundo y la existencia humana.

    Aunque hay que reconocer que estos ideales también se ligan a cierto malestar psicológico que les causa la reproducción humana, rechazando a la sociedad y su crecimiento, por lo que se recomienda acudir a psicoterapia, sobre todo en casos muy radicales.

    Ya que aunque esta filosofía es el resultado de diversos estudios acerca de los problemas sociales que existen, en algunos casos las soluciones pueden verse desligadas de la realidad o ser muy radicales.

    Escrito redactado por Gustavo Valor. En colaboración de Ayuda Mística.


Zona de comentarios